-
-
602 m
512 m
0
1,6
3,2
6,38 km

Vu 108 fois, téléchargé 8 fois

près de Augasantas, Galicia (España)

Se trata de una interesante y bonita ruta que tiene como pieza fundamental el visitar el impresionante castro de Armea, así como distintos elementos monumentales e históricos como el pueblo de Sta. Mª de Augas Santas y la Santa da Pedra, que merecen ser visitados y contemplados.

Iniciamos la ruta en la aldea de Santa Mª de Augas Santas, declarada Conjunto Histórico-Artístico, muy bonita, restaurada y que merece la pena un reposado paseo por su entorno. Atesora un magnífico conjunto monumental con su excepcional iglesia románica, del siglo XII, terminada por los Templarios, en cuyo interior alberga el sepulcro de la Santa. Al lado de la iglesia se halla la capilla de Santo Tomé, donde dice la leyenda que el peregrino deberá acercarse para que el santero llene sus botellas del agua del pozo de la Santa, y que se pueda esparcir por casas, tierras y personas para apartar poderes maléficos. Pegado a la iglesia también se halla el Pazo de Verán do Bispo, de principios del siglo XVIII. Y muy cercanos también se hallan un antiguo lavadero y las Fuentes de la Santa. Toda esta zona se halla vinculada a la leyenda de Santa Mariña:

Según la leyenda, la villa romana de Armeá, situada cerca del santuario de Augas Santas, era el lugar de residencia del pretor romano Olibrio, que se enamoró de Santa Mariña. Olibrio no fue capaz de conquistar a la joven de 15 años ni que esta renegara del cristianismo, por lo que decidió, a modo de venganza, encerrarla en los calabozos del castillo y, más tarde, colgarla, azotarla y herirla con peines de hierro. A los tres días, la joven estaba curada de cada una de estas tropelías. Ante tal desesperación, Olibrio la metió en un horno caliente, del cual fue rescatada por San Pedro. Para acabar con el calvario, el pretor decide decapitar a la Santa. Al caer la cabeza al suelo, esta rebotó tres veces, dando lugar a los tres manantiales ubicados actualmente en la Iglesia parroquial.En el lugar donde fue enterrada surgió un templo, que sería el origen del actual. La presencia de restos castreños y romanos en la zona fue aprovechada por la tradición para vincularlos al martirio de la Santa e impregnando todo el conjunto de un sentido cristiano.

Salimos de la aldea, que cuenta con un buen número de hórreos, para dirigirnos por los restos de una antigua calzada romana, e internarnos en un precioso bosque, con robles y castaños centenarios, que nos lleva a otro monumento digno de visita: los restos de la Basílica da Asunción y la cripta de los Fornos (siglo XIII). La tradicición sitúa aquí el martirio de Santa Mariña, condenada a morir abrasasa y que San Pedro sacó por un pequeño agujero en la parte superior del horno.

Se trata de una basílica inacabada que podemos visitar libremente y que cuenta con distintas estancias y una escalera por la cual se desciende a la cripta subterránea, con un altar, laudas de época medieval, los restos de una piscina pétrea y el forno, con un agujero en su parte superior por donde según la tradicion salió la santa. Todo este recinto es auténticamente mágico y muy tranquilo, que cuenta con la facultad de poder visitarse libremente a nuestro antojo.

Salimos de la basílica y un poco más adelante pasamos por delante del impresionante Penedo da Moura, enorme bolo granítico cuya formación antiguamente se achacaba a los “mouros”.

Algo más adelante llegamos a la Piouca da Santa, donde según la tradición se enfrió el cuerpo de la santa una vez que San Pedro la rescató del horno. Cuenta la tradición que siempre tiene agua buena para la vista y dolor de muelas. Pegado se halla el carballo da Santa, que tenía 9 m. de diámetro y que se quemó por un rayo, habiendo actualmente otro en su lugar.

Finalmente, tras otro pequeño recorrido por el bosque, alcanzamos el punto culminante de la ruta: el impresionante castro de Armea, fascinante, enclavado en lo más profundo del bosque, perfectamente excavado y que podremos visitar libremente y con calma contemplando las antiguas edificaciones castreñas y sus calles,y que está rodeado por una muralla. El lugar es precioso y muy recomendable de visitar.

A partir de este punto, regresamos a Sta. Mariña pasando por Armea y continuamos hacia la Santa da Pedra, entrando en un fantástico bosque que nos dirige a ella. Según la tradición la piedra sobre la que se asienta con forma de oído en su frente siempre tiene agua curativa. La leyenda relaciona este lugar con el asiento de Sta. Mariña cuando apacentaba el ganado. Posiblemente se trate de la cristianización de un lugar de culto céltico-druídico anterior. En 1790 el párroco encargó la Santa de Pedra.

Después de ver a la Santa da Pedra, regresamos por el mismo camino hasta llegar de nuevo a Sta. Mariña de Augas Santas, donde terminamos la ruta.

Se trata de una ruta apta para los niños.

Distancia: 6 km
Duración: 1 hora
Dificultad: fácil
Waypoint

A Santa da Pedra

Matorrales
Waypoint

Antigua calzada romana

Terrenos Agrícolos
Waypoint

Armea

540 m altura
Waypoint

Basílica da Asunción e cripta dos Fornos (s. XIII)

Waypoint

Bosques

Maleza
Waypoint

Bosques.

520 m altura
Waypoint

Castro de Armea

Maleza
Waypoint

Cruce

Ruta
Waypoint

Iglesia de Sta. María de Augas Santas

Edificio
Waypoint

Inicio-párking Sta. Mariña de Augas Santas

Our-Cv-347
Waypoint

Lavadero y Fuente

Ermita
Waypoint

Penedo da Moura

Waypoint

Piouca e carballo da Santa

Waypoint

Sendero por bosques

Maleza

Commentaires

    You can or this trail