Temps en mouvement  4 hours 27 minutes

Durée  6 hours 41 minutes

Coordonnées 2412

Publié 24 mars 2018

Recorded mars 2018

-
-
807 m
251 m
0
3,3
6,6
13,18 km

Vu 411 fois, téléchargé 30 fois

près de Casas de los Losares, Murcia (España)

Recorrido por uno de los lugares más agrestes y duros de la región. La Sierra del Molino y de la Albarda sufrieron un incendio hace ya algunos años lo que ha conformado un terreno lleno de restos de tocones ennegrecidos, arbustos y ramas que lo hacen un tanto difícil de avanzar.
Para llegar al punto de inicio salimos de Cieza en busca de la carretera que nos lleva a Mula. Posteriormente seguimos los letreros indicativos del Embalse de Alfonso XIII (aunque aparezcan carteles de carretera cortada no es así), pasaremos la presa y aparcaremos unos cientos de metros después a la izquierda, junto a un gran cartel del Ministerio de Medio Ambiente.
Para iniciar la ruta bajaremos unos metros por la carretera donde veremos el inicio de un pista que no tomaremos. Un poco más adelante si aparece el nacimiento de un senda que se cuela por uno de los barrancos de la Sierra de la Albarda. Esta senda todavía guarda la apariencia en algunos tramos de los restos de mampostería seca que formaba su base. A partir de aquí, ya nos vamos dando cuenta de los restos del incendio y de como va a ser el terreno que nos vamos a encontrar.
La senda asciende hasta salir del barranco alcanzado un pino solitario. Este pino nos servirá de referencia pues a la vuelta tendremos que localizarlo para buscar el punto de inicio de la bajada.
Desde el pino cogeremos ahora un carril que va ascendiendo en dirección a la Sierra del Molino que ya la tendremos enfrente. Iremos rayando toda la Sierra de la Albarda, donde tendremos la posibilidad de ir por la pista o subirnos a la loma con el objeto de hacer su cota más alta. Cuando la pista inicia la bajada, justo en un collado, es el momento de abandonar dicha pista y ya monte a través, afrontar la subida a la Sierra del Molino.
Si nos fijamos detenidamente, veremos una serie de aristas o crestas que se dirigen hacia la cima. Con el objeto de hacer el avance lo más cómodo posible, nos iremos perfilando en una de ellas para evitar así la zona de vegetación. En nuestro caso, optamos en un momento dado por salir de la cresta que llevábamos para dirigirnos a un grupo de pinos aislados aprovechando algunas de las trazas que más o menos se asemejaban a un sendero. No obstante, considero más fácil seguir avanzando por la arista hasta llegar a la parte de arriba y evitar así este terreno.
En cualquier caso, lo esencia es llegar hasta la cresta, justo antes de unos contrafuertes en apariencia inexpugnables. A continuación, nos dirigiremos hacia una pared de rocas donde descenderemos un poco hasta localizar el inicio de una corredor que ahora ya sí enfila directamente hasta la cumbre.
Desde aquí, podremos divisar todo el Pantano de Alfonso XIII con las Sierras de la Palera, el Almorchon y la Sierra del Oro perfectamente alineadas. También las sierras del Carche y el Buey hacia Jumilla, y la Cabeza del Asno, en dirección norte. Hacia el oeste todas las sierras del interior donde al fondo todavía se ven nevadas algunas de las montañas de la cabecera del Segura. Hacia el sur destaca, como no, los llanos del Cagitán y Sierra Espuña.
Para la bajada tocará ahora armarnos de valor pues avanzaremos sin senda evitando en lo máximo posible la incómoda vegetación. Para ello, avanzaremos por la cresta y justo en la siguiente cota giraremos a la derecha en busca de un carril que veremos abajo. La idea es llegar a dicho carril negociando de la mejor manera dicha bajada. Una vez llegados a la pista, avanzaremos por ella hacia la derecha unos metros para enseguida volver a caminar campo a través hasta el fondo del barranco donde otra pista que viene desde Calasparra llega hasta un collado donde desaparece.
Nosotros llegaremos a ese collado donde el carril pasa ahora a convertirse en senda para dirigirnos hacia el Segura. Esta senda, rodeada de espartos, va llaneando y rodeando la ladera hasta que tenemos ya una clara visión de nuestro objetivo que es dirigirnos hacia una caseta blanca que veremos abajo. Abandonamos la senda y bajaremos entre espartos hasta alcanzar la pista que nos lleva hasta la Cueva de los Monigotes. El acceso a dicha cueva está cerrado por lo que si se quisiera visitar habría que solicitar permiso al ayuntamiento de Calasparra.
Nosotros seguiremos por la pista; cogeremos en un cruce la opción de la derecha y proseguiremos por el nuevo carril hasta que este desaparece y pasa a ser una senda. El recorrido ahora va pegado prácticamente al Segura. Es la llamada Senda de los Estraperlistas que va recorriendo todo el lado derecho del cañón por algunos lugares especialmente bonitos y estéticos. Pasaremos también junto a los restos de una choza con forma de cabaña india.
Cuando la senda empieza a llanear, nosotros nos salimos de la traza principal y nos dirigiremos rectos en busca del cañón que forma el río Quipar. El objetivo ahora es buscar el paso que la Senda de los Estraperlistas cruza el cañón del Quipar para pasar a la Sierra de la Palera. Lo encontramos pero el hecho de estar prácticamente escondida entre la vegetación y sin saber si se podría pasar o no nos obligo a retroceder. Quedará pendiente para la próxima vez.
Para la vuelta, iniciaremos ahora una subida a la Sierra de la Albarda lo más pegados al río Quipar. Subiremos sin senda definida hasta trasponer una cresta donde de nuevo se nos aparecerá el Embalse de Alfonso XIII. La idea ahora es subir a la parte alta de la Albarda y dirigirnos por las sucesivas lomas en dirección oeste hasta localizar el pino solitario que habíamos comentado al inicio de la ruta.
photo

Inicio

photo

Foto

Col de montagne

Collado de montaña

photo

Foto

photo

Foto

photo

Foto

photo

Foto

photo

Foto

photo

Foto

photo

Foto

Col de montagne

Collado de montaña

photo

Foto

photo

Foto

photo

Foto

photo

Embalse

photo

Foto

Commentaires

    You can or this trail